lunes, 20 de septiembre de 2010

UNA NOCHE*


Llegaste a mí
vestido de océano,
cubierto de niebla
de los corsarios.
Fue una noche
que llegaste raudo
a la cara oculta
de mi piel quebrada.

¿Qué barca sombría
te dejó a mi vera?
¿Qué raídas sogas
te depositaron
junto a la vertiente
de mi sed desnuda?

Eres mi hombre
envuelto en auroras.
El amor en ciernes.
Tierras que mis ansias
aún no exploraron.

Tejedor de caricias
que plantó en mi seno
una madreperla.
Humedal silente,
fulgor germinado.

¿Qué te atrajo a mí
corazón mío?
¿Por qué respondí
pronta a tu llamado?

Cuando estoy contigo
suenan ecos nocturnos.
Son el lucero y la noche
besándose en los labios.

Tus mimos amantes
de secretos intocados
enjugan las aguas
de mis ojos tristes.

Tu sólida paz
deslizando ternura
en mis huecos ávidos.
El placer,
la risa,
 el llanto.

¿Cómo es que existías
sin saberte mío?
¿Dónde fuiste forjado?
¿Por qué ahora
se inició el ritual
de nuestros besos
diáfanos?

Llegaste a mí
una noche
y todo se hace claro:
Yo siempre fui tuya…
y no lo sabía.



ANY CARMONA
Del libro Poemas sensuales
a la hora del té

11 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Romanticismo de alto vuelo, Any.

Ana Carmona dijo...

Gracias, amiga. Es verdad, románticismo que forma el andamiaje de mi vida...Besos...Any

Anónimo dijo...

Any, que hermoso tu poema, cuánto romanticismo, cuántos sentimientos tiernos encierras en sus versos.

Gracias

Elena Calderón

Anónimo dijo...

Bellísimos versos , romanticismo y una sensualidad a toda prueba. Gracias
IVONNE

Ana Carmona dijo...

Gracias queridas amigas Elena...Ivonne por tan alentadoras palabras...Besos...Any

Anónimo dijo...

Any querida amiga.


Belleza de poena, mucha ternura con una pisca de erotismo. "Sublime" Gracias

Beatriz Graciela Moyano

Ana Carmona dijo...

Gracias Bea, tu opinión es muy valiosa para mí...Besos...Any

Anónimo dijo...

Habla de un corazón que ha sentido el amor. Hermosa abstracción de una experiencia única, donde el sentido de la vida florece en ese momento y deja una huella que no se olvida. Muy bonito poema. que da un atisbo a la sensibilidad femenina. que tiene la mujer, desconocida muchas veces por el hombre.

Arturo Maldonado Morán

Ana Carmona dijo...

Gracias Arturo...Hay mucho que el hombre no sabe de la mujer... Las poetas tenemos el privilegio ( no se por qué extraño permiso del cielo) de dar a conocer lo que sentimos y somos...La poesía siempre es una "exageración" y una apertura de las venas, por eso es tan única y necesaria...Gracias amigo por tus comentarios...Besos...Any

Anónimo dijo...

Yo siempre fui tuya y no lo sabía. Sabias palabras.

IVONNE

Ana Carmona dijo...

GRACIAS IVONNE POR RELLERME...ANY