miércoles, 29 de septiembre de 2010

LAS NUBES FUGITIVAS*

Cómo agradecer a las nubes
esa abundancia fugitiva?
Pablo Neruda





















¿Por qué se van
siempre?
¿Por qué las nubes
cubren tu pelo y mis ojos
de lágrimas como gemas
 y luego se van?
Nubes pesadas
de plomizas aguas
heladas,
abundantes
y fugitivas.

¿Por qué siempre
huyen?
¿O soy yo que me voy
de ellas,
hacia otros cielos?
De los abundantes
y pródigos prados,
me voy.
De las cicatrices y
las heridas vengo.

¿Cómo agradecer
a las nubes
esa abundancia?
¿Cómo, si no pueden
alcanzarme?
Una y otra vez escapo
de su riqueza.
Es que simplemente
no las merezco.



ANY CARMONA
* Del libro Neruda y yo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso poema Anny, con el que honras a Neruda.
Un abrazo.

Belkys

Ana Carmona dijo...

Gracias querida amiga por leerme y comentar...besos...Any

Jhosemaria dijo...

La belleza de este poema trasciende el propósito loable de " Neruda y yo". Sabemos que Neruda es un punto de partida, una excusa afortunada. Pero aqui se ve a Any Carmona en todo su esplendor. La magnificencia del lenguaje, el reencuentro con el hermoso idioma rescatado, reinventado y el talento infrecuente de esta escritora. Ojalá muchos puedan leerla. Es casi una obligación de luz en medio de las penumbras cotidianas.

Ana Carmona dijo...

Me he quedado atónita con tus palabras, querido amigo...Gracias por esta cascada de miel. No puedo menos que prometer nunca defraudarte...Besos...Any