jueves, 23 de septiembre de 2010

ABRAZO *


La tarde sobre los tejados
cae
y cae…
Quién le dio para que viniera
alas de ave?
Pablo Neruda



Cae la tarde
violeta, crepuscular
donde tus ojos de cielo
trazan el horizonte.
Tú le has dado sus alas
hechas de tiempo,
de ilación y esencia
para compartirnos.

Se encienden
las primeras luces
sumergiéndonos en cobres y dorados.
Tu silencio recorre mi espalda.
Tu razón contiene el deseo
pero mis besos, ¡ah!, mis besos
 inician, trémulos,
el nexo.

Son la tarde y la noche
que despliegan su vuelo
para hacer el amor
y tus caricias, ¡sí!, tus caricias
llegan prístinas como estrellas, 
tibias como mis ansias.

Se confunden en la noche
lenta, brillante
donde me duermo en cucharita
con tu abrazo.
Luego te sueño
y entre mis manos
te sostengo.


ANY CARMONA
* Del libro Neruda y yo

16 comentarios:

Anónimo dijo...

UN POEMA MARAVILLOSO. GENIAL AMIGA

CARLOS ALBERTO BADARACCO

Ana Carmona dijo...

Gracias amigo, siempre me fascinó la maravilla de la tarde que cae, del paso de la tarde-noche hacia la oscuridad-luz...Besos...Any

Anónimo dijo...

Any, que belleza.Felicitaciones.
Un abrazo.

Astrid Sofía

Ana Carmona dijo...

Gracias Astrid, por tus palabras que realzan mi poema...Besos...Any

Anónimo dijo...

Hermoso poema Any, precioso un gusto leerte,besitos.

Jhosephine

Ana Carmona dijo...

Gracias amiga por leerme y comentar...besos...Any

Andrés Bastardo Grenouille dijo...

Hermoso, se vive plena esa dulce tarde, qué escena encantadora a la que nos transportas... Besos.

Anónimo dijo...

Gracias Andrés, es que era Neruda que me llevaba de la mano...je je!Besos...Any

Jhosemaria dijo...

¡ Quisiera yo describir una tarde asi! No se porqué me recuerda una tarde en Versailles, uno de los lugares más bellos de la vida! Sólo vos podés crear esta magia.

Anónimo dijo...

Es un poema bello, suave, sutil. Lo siento como la caricia de una suave brisa de otoño.
Un beso.
Belkys

Ana Carmona dijo...

Gracias Jhosemaría, algún día veré la tarde en Versailles. La magia de la poesía es el episteme del lenguaje...Tus palabras enaltecen mis versos...Besos...Any

Ana Carmona dijo...

Gracias Bel, por poner en palabras el sentimiento de sesa tarde...besitos...Any

Anónimo dijo...

Any

descubro pinceladas etéreas en el poema , nos trasladan a una hermosa tarde compartida con sueños y realidades va este abrazo.

Marisa

Ana Carmona dijo...

Las alas desplegadas de esa tarde violeta unidas a la lentitud de la noche quizás sean lo etéreo que percibes, querida amiga. Gracias Mari por tus palabras...Besos...Any

Anónimo dijo...

Dormir en cucharita sintiendo tu calor, tu amor, y esa proteccion que siente mi cuerpo desnudo, suspiro en una tarde violeta , soñando , que trenzo mi cuerpo con el tuyo.
Muy hermoso, Any, gracias...Yoyis

Ana Carmona dijo...

Gracias querida Yoyis por dejar que mi poema despierte tu imaginación...besos...Any