viernes, 29 de abril de 2011

OBRA DE TEATRO: POESÍA, ESA LENTA OBSESIÓN (ACTO II)


Ya en el centro de una calle totalmente transitada por gente apurada y ensimismada en su propia individualidad, los poetas se encuentran para continuar su charla.


ANDRÉS: - (Profiere con la acrática euforia de un infante).Será mejor que vueles escalera abajo, porque la incertidumbre será rauda asesina y preciso a la claridad redentora. Díganme señores poetas, ¿dónde viven los versos que invocamos hoy aquí?.. les pregunto, señores poetas míos ¿dónde nace la poesía que se eyacula de nuestras gargantas?.. ¿vienen del mismo sitio vuestras odas y mis sentencias? ¿acaso es arbitraria la belleza que parimos?.. Alcen la voz, certísimos dioses, den respuesta al interrogante silencio ¡que el delirio continúe! -

ANY - (Corre con un brazo extendido señalando el lugar donde Andrés recita)  La poesía que nace de mi triste corazón es la imagen viva del cielo que me cubre...Solo la presencia de las amadas letras que profieres, puede atenuar el ardor de mi ávido corazón...¡Espérenme, mis poetas queridos!...Veo una esperanza salvadora que me llama...Voy a mis hermanos de dialécticas virtudes para encontrar un paréntesis del dolor... 

JHOSEMARÍA: (Mirando a ambos poetas a su lado) La poesía esperaba dar su grito antes que nosotros pudiéramos nombrarla. Cuando el universo era solo silencio ni siquiera existía porque él ES desde que una criatura pudo pensarlo al contemplarle. Y si la palabra es la conciencia práctica, la poesía es el lenguaje del silencio, la traducción de lo inconsciente...Igual que el cosmos o el misterio de la vida ya estaba allí hasta que alguien la tradujo con sonidos guturales... dándole forma poco a poco... igual que Michelángelo Buonarotti sacaba las sobras del mármol para desnudar la escultura escondida en el silencio uterino de la piedra.(Y se da media vuelta, con desdén, porque se le ha desafinado la guitarra...)

ANY - (Visiblemente asombrada por la actitud del poeta que pasaba) ¡No huyas juglar!...Solo tú puedes sacar de las cuerdas, los acordes musicales necesarios para dar sentido a la belleza de un encuentro fortuito...¿No ves que los versos que invocamos hoy son los artífices de nuestro vuelo esencial?

 JHOSEMARIA - Gracias por oir lo que no fue sino una reflexión nacida de vuestra inquietud. Pero he de deciros, poetas verdaderos, que soy un simple cantor de la calle y apenas sobrevivo entre la indiferencia y la mediocridad de las gentes atrapadas en sus pequeños mundos sin sentido...atados a cables y auriculares que dominan las conductas y abortan los sueños...Si, hasta eso han conseguido dominar ...LOS SUEÑOS..Os dais cuenta bellacos???LOS SUEÑOS!!! Ellos también vienen listos para ser consumidos...Entonces lo mío es una reflexión nacida del simple ejercicio de supervivencia...Por lo tanto, mis cuerdas nada podrán decir. La poesía, la literatura es el lenguaje de la soledad y del silencio...Ya no canta mi guitarra sino para mí..Pero me queda la poesía para vivir y ...tal vez para encontrar a alguien como espejo dichoso de mi mismo...( Mira su guitarra que tiene cogida por el mástil, hace un gesto de "he dicho" y da la espalda a la escena).

ANDRÉS - ¡No huyas juglar! Si la belleza es anterior a nuestras voces, pues entonces que se deje ver, que se muestre ya... Si lo sublime era ya antes de que fuéramos nosotros, pues entonces que arremeta contra la quietud, que nos mate y nos reviva y nos mate y nos reviva, que nos cure y nos enferme y delire y dé conciencia, que se afirme y se niegue y delire y dé conciencia... que sea, que sea ¡pero ya!.. Las cuerdas flojas también vibran, también son y quizá son de una manera más basta... ¡No huyas juglar! suelta tus dedos que los instrumentos desafinados resultan más profundos.

Ante las palabras de Andrés, Any y Jhosemaría se miran...Ella extiende una mano al cantor callejero y otra al joven y ardiente poeta, luego dice:

ANY - (Declama con emosión) ¿Dónde están las amapolas y los lirios del lejano campo?¿Dónde las mariposas lunares susurrando sus aleteos?¿Y las lavandas envueltas en rocíos de azahares añejos?...Todas vinieron a nosotros para llenar una cesta que cubierta de tules y moños encerró escondidos, los besos. Secretos de amor futuro, regalos de cosechas plenas, perfumes de íntimos deseos...¡Sea la Belleza el triunfo de nuestro ser!...¡Hecho grito inmortal, salga de nuestras gargantas, el Amor sublime ! ...¡Vengan mis amados poetas, a beber en los prados del sur, la vertiente crepuscular de los sueños....Solo para que el presente... sea metamorfosis del cielo!



                                                                  FIN DEL ACTO II - BAJA EL TELÓN




Jhosemaría De Niro - Andrés Grenouille - Any Carmona

viernes, 22 de abril de 2011

PREGUNTAS EN SOLEDAD por JHOSEMARIA DE NIRO

                                                                                                     
                                                                      Para mi Any

¿ Qué mirarán tus ojos
cuando al sur de tu pelvis
la ternura haga nido
y el mar sea un latido
que cabe en tu cintura?

¿ Qué gemirá tu boca
entreabierta en la mía
cuando enlacen tus brazos
la locura y el celo
por mi espalda extendida?

¿ Cuándo será la aurora
compartiendo fatigas
o el ocaso temprano
gris-azul del otoño
acechando en la sombra
tus pupilas?

No me des las respuestas.
Déjame descubrirlas.


Os (Jhosemaria) 21-04-2011

jueves, 21 de abril de 2011

EL SONIDO DEL AGUA

Busco cálidas aguas en mi noche,
caricias de magnánima pureza
sobre mi piel dolorida de espera
y mis ojos cerrados en suspenso.

Afuera el otoño llora viento
de hojas doradas
y pone a dormir sus criaturas
en la rivera oeste del río.

Puedo oír tus latidos en la tina
corriendo  por mi espalda casta.
Llegando apresurados
desde aquella  primavera.

Puedo oír el sonido del agua
trayéndome tus silencios
que se asfixian y callan
en luchas de anchos duelos.

Se que llegarás fatigado a mis brazos
alcanzándome tus penas
y búsquedas infinitas.

Y yo respiraré  asombrada
todo el aire de polen y perfumes
que traerás para mí
al fin de tu viaje.

El arrullo del agua te nombra
porque vienes a mí
y yo te espero


ANY CARMONA 

domingo, 17 de abril de 2011

VELADA AMARILLA*



Estás lejos y con frío.
Se que debo saltar lomadas,
arroyos imaginarios
para acercarme a tí.
Inicio un ritual
de velas amarillas
para darte calor.

Hoy está gélido
en Buenos Aires,
más frío aún
en nuestras almas.
Por eso preparo un té
de manzanilla y miel
para calentar
tu desazón.
Está muy dulce
y pasea por mi boca.
Líquido suave
que aquieta
el desencanto.

No puedo saber
hasta cuándo
durará la calidez
entre mis dedos
pero deseo
que nunca termine
este aroma
de panales.

Las velas
y las llamas
se consumen lentamente.
Tengo frío.
Necesito agregar
más leños
en la hoguera.

Yo se que los dioses
no quieren
vernos helados.
Me pongo un mantón
sobre los hombros
para cobijar
mi temblor.

Y las luces titilantes
dibujan figuras
en el techo.
Son indescifrados
mensajes.
¿Los adivinas?...
No importa,
son señales
de que el tiempo
nos sigue traspasando.

Al fin me siento
abrigada.
Las ilusiones
vinieron hasta mí.
Soñé que con mi fragor,
miles de pétalos
de violetas
te llegaron.

El morado
se transformó
en púrpura,
el gris en verde mar.
Tu soledad
se hizo brisa tibia,
tu agosto, enero,
tu silencio, canto.

Pensé,
nuevamente pensé
que en el invierno,
llegó una porción
de primavera.
Por eso
soñé que la lluvia
era un manojo
de espigas amarillas,
de cosechas pródigas
en nuestras manos.

ANY CARMONA
* Del libro Treinta poemas de amor
y desamor y un autorretrato.

sábado, 16 de abril de 2011

NO TEMAS


El miedo es opaco.
No es transparente
como el poemario.
No es puro ni bello.
Es como un fantasma
que acecha en las noches.
Que angustia,
asfixia,
domina
y reprime.
Es excusa y motivo
para no volar.
No deja que rías,
que sueltes tus sueños.
Actúa de escudo
para no sentir.
El miedo
te aísla,
te impide vivir.
Por eso
no temas
que el amor espera,
por tí.


ANY CARMONA

viernes, 8 de abril de 2011

TE PIENSO


Te extraño tanto, amor
que los días se hacen lagos de espuma blanca,
de niebla, de arenas que se mueven
bajo mil pies descalzos.

Desde mi plexo, desde mi sangre-luna, 
te extraño.
Y es en estas lides de Penélope,
que camino con sus zapatillas rojas
y sus diarios de amante
esperándole un rescate.

Y soy ella,
la que baja sus pestañas
y una lágrima, llora.
Teje y desteje esperanzas
entre suspiros de diosa.
Pero no te confundas,
soy también una mujer común.
Quien se mira en el agua del tiempo
para ver si encuentra en su oleaje,
estrellas y astros
que le den certezas.
Oráculos mágicos que respondan
a sus desvelos azules,
grises,
o violetas…

Te pienso tanto
que me duermo entre tus manos
y  son ellas las que me acunan
en sueños enamorados.
Acarician mi cabeza,
me peinan
con trenzas de ángel
y esparcen sobre mi piel
todas tus lágrimas.


ANY CARMONA

sábado, 2 de abril de 2011

¿POR QUÉ DIOS MÍO?






















¿Por qué hombres, mujeres, niños y ancianos
duermen en las calles cada noche sin esperanza?
¿Por qué Dios no los escucha?

Why men, women, children and elderly
sleep on the streets every night without hope?
Why would God not listen?

Pourquoi los hommes, femmes enfants et personnes âgéest
dans les rues tous les soirs sans espoir?
Pourquoi Dies aurait-il pas écouté?

Warum Männer, Frauen, Kinder und ältere Menschen
schlafen auf den StraBen jede Nacht ohne Hoffnung?
Warum sollte Gott nicht hören?

Porque os homens, mulheres, crianças e idosos
dormen nas ruas todas as noites sem esperança?
Por que Deus nao ouve?

Perché uomini, donne, bambini e anziani
dormono per le strade ogni notte senza speranza?
Perché Dio non escolta?

Tal vez me oiga si se lo pregunto de este modo…



ANY CARMONA

CLAMOR



















Pobres las naciones
que en nombre de la libertad
de los pueblos
cercenan su sagrado e inalienable,
derecho a vivir.

Pobres gobernantes aquellos
que no ven
las lágrimas ávidas de justicia
desde las oscuras grietas
de los escombros,
los gestos doloridos
boqueando suciedad y muerte.

Pobres los dioses que libran guerras
sobre pequeñas almas vulnerables,
secas de llanto, 
pródigas de sangre.

Pobres los que callan,
se encandilan,
se dejan confundir por los destellos
de fuegos en el horizonte.

Pobre el horizonte  de oro negro
codiciado,
olvidado de su gente.
Mal paridos sus representantes,
del Oriente.

Pobres todos nosotros,
hijos de la estirpe ciega,
cruel y mentirosa
de la humanidad.

¡Pobre la santa vida destrozada
de los hombres,
su dolor
en sus trincheras,
su clamor
de verdadera libertad!


ANY CARMONA