jueves, 30 de septiembre de 2010

PALABRAS*

Vocablos amados... Brillan como piedras
de colores, saltan como platinados peces,
son espuma, hilo, metal, rocío...
Persigo algunas palabras...
Pablo Neruda


Palabras al viento
que no tienen destino.
Vuelan en derredor
sin hallar su nido.
Eran para un amor
que creyó en sí mismo,
que dejó en jirones el alma
o en suspenso la piel.

Palabras dichas
con la pasión del poeta,
con la paz de la creación
y la sinceridad de la hora.
Dichas al derecho
pero también al revés,
con hilachas y  torceduras,
con infantiles memorias.

Transparentes,
creadoras de fantasía.
Sometidas solo
a la evaluación de las musas
hacia las huellas del ser
que destila fulgor,
un amor bullente
dentro de la sangre.

Palabras, palabras,
palabras diáfanas.
Van desde la raíz
hacia las copas
y desde allí al infinito.
Ellas no son abandónicas.
Solo están vagando
en el espacio oscuro
en búsqueda de un renglón
que las pueda iluminar.


ANY CARMONA
* Del libro Neruda y yo

5 comentarios:

Andrés Bastardo Grenouille dijo...

Aves que vuelan borrachas de luz, fieras que muerden con los ojos cerrados, granizo que perfora los pechos temerarios... inmisericordes palabras aquí me tienen, soy un cosmo-errante de vuestro vacío perenne.

Ana Carmona dijo...

Que perforen mi pecho pletórico
de miel y almendras.
Ellas cual notas musicales
en un pentagrama de viento y furia,
son las únicas capaces
de anclar un infausto corazón.
Luego déjame atravesar flotando
el agujero negro de tu espacio.

Jhosemaria dijo...

Bravo por los dos poetas que regalan ese contrapunto para dejarme sin " palabras". No nos es posible explicar el acontecimiento cósmico de almas que se encuentran en la distancia.Lo que si podríamos afirmar que no es azar. Cuando más evoluciona el alma humana, más se acerca a lo mágico. La vida, el amor no son más que eso.

Andrés Bastardo Grenouille dijo...

Si, somos magia y acto, somos carne y cosmos, nos jugamos la vida entre dos universos.

Ana Carmona dijo...

Almas gemelas se deslizan por playas luminosas de universos paralelos ¡Sea este, el tiempo de su orgía!