domingo, 19 de septiembre de 2010

EN EL OLIMPO LA CARNE ES MEJOR por Andrés B. Grenouille

Para vos:

De pronto tu sudor me alimenta,
Tu saliva cura las tragedias de mi piel
Y los resoplidos dan ritmo a la melodía.

Sos vino que embriaga mis deseos,
Nos retamos a duelo y ambos vencemos…
Bailemos, deliremos, la agonía es corta.

Los cuerpos, en misión suicida,
Se buscan ciegos al calor de las lenguas,
Invasiones indultas, lamentos derramados.

Sos batuta en la sinfonía de alientos,
Ni Schubert ni Händel ni Bach,
Ninguno podría si acaso sentir
Nuestras existencias en lascivia sideral.

¡Oh! cuerdos pobres, inocuos castrados,
Esta es la oda de nuestra ambrosía,
Este es el réquiem de vuestra certeza


Andrés Bastardo Grenouille


3 comentarios:

Ana Carmona dijo...

ANDRÉS, amigo-poeta: Tu poema es un canto de original belleza. Solo tú lo puedes expresar así...Gracias...Any

Jhosemaria dijo...

Profundo, carnal, impresionante poeta...No tengo paslabras porque las que aparecen no tiene nla altura suficiente para el elogio imaginado e imposible de plasmar. Enhorabuena por esta joya.

Andrés Bastardo Grenouille dijo...

ANA, qué invaluable regalo me haces, dándome un espacio en tu gala de poesía. Gracias a ti amiga, poeta.