domingo, 26 de diciembre de 2010

PEQUEÑAS HUELLAS*

Qué voy a hacerle, soy
feliz.
Soy más innumerable
que el pasto
en las praderas,
siento la piel como un árbol rugoso...
Pablo Neruda*


Domingo azul y verde,
parque de diciembre.
Bajo trinos y gorjeos
descansa mi árbol
pródigo de magnolias.

He venido hasta aquí
perfumada de cielo,
henchida de vida,
Natividad,
Florecimiento.

Nunca mi soledad
ha sido más luminosa.
Porque dos almas amadas
flotan en el Cosmos
para hacerse carne
sobre los vástagos
de mi tronco.

Hoy se me hacen
leche los ojos,
pan los brazos
y pimpollos de rosa,
las manos.

Más en mi regazo
magnánimo de miel,
se posan ingrávidas,
las pequeñas huellas
de mi heredad.


ANY CARMONA

* Del poema Oda al día feliz de P. Neruda

4 comentarios:

Ana Carmona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Precioso Any! muy bellas palabras y sensaciones!! ...

Mariza Liliana Gonzalez

Ana Carmona dijo...

Gracias Mary, seré doblemente abuela este próximo aó eso me tiene totalmente obnubilada y feliz...besos...Any

Seroma dijo...

bellas letras que reflejan sentidas sensaciones....