lunes, 9 de abril de 2012

AUTORRETRATO*


Mi rostro triangular en forma de corazón
tiene  un pelo color caramelo, fino y suave
como hilos de crisálida, enmarcándolo con desatino .
Los ojos grandes aparecen bajo arqueadas pestañas de camello
y su color castaño-oliva se destaca bajo los párpados soñadores.
La boca entreabierta es  cereza madura de carnales amores.
El cuello aún grácil, ya no tiene aquella tersa ductilidad de la juventud
pero se empeña, a pesar de los deseos de su dueña,
en destacar la distancia de los simples mortales.
Las manos, ¡ah!, las manos y los pies,
son los baluartes de orgullo y expresión del alma
que todavía dicen sensuales verdades.
Caderas renacentistas dan un par de piernas largas de nácar.
¡Y qué decir de los pechos matrones ante una espalda más que femenina!
Mi espíritu poético e intelecto apresurado así me consideran.
He aquí mi autorretrato.


ANY CARMONA
Del libro Treinta poemas de amor y desamor
y un autorretrato

No hay comentarios: