miércoles, 30 de noviembre de 2011

TEMO

















Temo quedar atrapada
entre aquellas manos
inmóviles.
Temo asfixiarme
con los largos brazos versados
del que piensa mejor
más no hace.
Temo a las redes
de su ancestral cacería.
Temo sus avances y retiradas.
Temo sucumbir
a su omnipresencia dialéctica
que empequeñece aún más
mis débiles alocuciones.
Temo los condicionamientos
del ahora
y la falta de alas
y de caminos
y de compartimientos.
Temo no saber cómo
no decir nunca más:
Te amo.

ANY CARMONA

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡Qué belleza Any!! tu poema ME ENCANTA!! como siempre, EXCELENTE! Abrazo GRANDE!!!

LORENA BAEZA

Anónimo dijo...

QUE BELLO ANY
QUE DIFÍCIL TEMER A AMAR, A LA COSTUMBRE, AL DESAMPARO.A OLVIDAR LA PALABRA AMOR
OTRA FORMA DE MUTILARSE, DE ABORTAR, DEL SER MUJER CON TODOS LOS SENTIDOS ÁVIDOS
BESOS OBDULIA ORTEGFA

Seroma dijo...

el temor no es debilidad... es cautela... lo tuyo... bellamente expresado