domingo, 30 de mayo de 2010

CONVERSACIÓN CON PABLO por Marisa Aragón Willner























Pablo, ven , asómate a este mundo,
embriágate de barro fresco, prensa las vides de la Tierra,
deja correr ese zumo de tu estrofa en la floresta
porque hoy en su barro reseco, duerme esa vieja doncella, la Tristeza.


Ven con tu voz de bardo y tus tizones
sí, a celebrar el fuego de estos atardeceres
en el beso de una amapola y en estos muelles ardidos de poemas.
¡Incinera la Desesperanza, tú que sabes!


Toca el trigal de oro que se expande
en el cuerpo bendito de la pradera
apretada como una raíz de esperanza.
Propaga por donde hay Hambre, este germen, en el Planeta.


Aquí frente a los mares, hila con fuerza estas redes,
peces para las bocas del mineral negro, del pescador,
del que labra, troca en alimento hasta las escamas.
Allí, a tu aliento vivo, sobre el cuenco litoral del agua .


Dime ¿qué sabemos frente al gran Océano de la Vida?
Anhelo que la línea de tu acero pluma selle la Paz buscada.
Justo cuando los pétalos reviertan las señales del vigía,
¡haz que se desplomen, al piso, las espadas !


Ven Pablo, camina por la playa,
late la contextura de marfil bajo tus plantas,
trae el mar, el rumor de níveas caracolas.
¿Sabes?, la luna refleja en tu blanca vestidura plata
y ahí la casa en flores, perfilando ágatas.


Escucha al bosque, a sus patriarcas.
Sabios, presienten que los visita su Poeta.
De su silencio estallan aromas maderables
inundando de su esencia, tu palabra excelsa.


Líbate de mieles, cúbrete a pleno de versos nuevos.
Arranca notas de fuego en el pecho de otros poetas,
que emerjan sus ficciones, sus quimeras.
Crepuscular, la llamarada de junio, nos envuelva


Ven, cuelga conmigo la voz de tus poemas
que hoy huelan a lluvia todas las amarras
y desde tu ventana en Isla Negra se vean las curvaturas de las barcas.
Ven, por la espuma y la orilla, resucitemos sueños.


Toma el más largo verso de escudo, de peto entretejido, una cabellera.
Y álzate en alazanes marinos con todas las banderas.
Mientras la costa late Libertad en su corazón de roca,
mira como las olas escriben tu nombre, en un encaje salobre.


                                                                        ¡Pablo, a tu Memoria!.

MARISA ARAGÓN WILLNER

2 comentarios:

Ana Carmona dijo...

¡Bravo Mari, querida amiga, es una de las mejores poesías que te he leído!...Besos desde el alma...Any

Luna de Cristal dijo...

Gracias Any por compartir tu blog conmigo , con algunas de mis poesias o relatos.

un beso.
Hermoso blog y bellos contenidos.

Tus fotos salteñas muestran bellos momentos en nuestra tierra norteña.