martes, 5 de febrero de 2013

ENIGMAS


Te fuiste aún antes de haber llegado.
Quizás porque no eras el hombre del poema
ni yo la mujer de la foto.
Los enigmas me acechan.
Voy como una ciega
desandando los caminos
que me retornan, ingenua,
al bar de San Telmo aquella noche.

Una noche de rosas y claveles,
 ante Centauro y Paloma extasiados.
Suave y sutil
entre las venas abiertas,
 los silencios rasgados,
las nieblas tempranas.

Te fuiste,
príncipe del sombrero ladeado,
ser abrumador
por su carisma y sus manos
dejándome tan solo entre  los labios,
un adiós gracioso y una sonrisa vieja.
Te fuiste y hoy…
no estoy de novia.

ANY CARMONA
Del libro Luz de soledad

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso, Any, pero también muy triste para mí. Otro abrazo. Deb

Anónimo dijo...

¡QUÉ BUENO, GENIA! ¿LA PINTURA ES TUYA? SUPONGO QUE SÍ, ES PRECIOSA. MUUUUUUUUUUUUUUUACK

MYRIAM

Ana Carmona dijo...

Gracias querida Deb, la vida está llena de tristezas pero también de alegrías, como un tobogán...TQM...ANY

Ana Carmona dijo...

Gracias Myri, vos también lo sos...La pintura no es mía aunque pienso hacer algo así pero en la realidad, proximamente...Besos...ANY

Andrés Bastardo Grenouille dijo...

Bien ido entonces, es un apostata. Bellas letras amiga mía.