jueves, 22 de septiembre de 2011

HIBISCUS



En la esquina izquierda del jardín,
siempre a la izquierda,
se encuentra la rosa china.
Desde allí sus trompetas suenan
de roja sangre sus penas.

Con cinco pétalos colorados,
conspicuas lenguas de fuego
cantan lamentos de angustia
con sus lágrimas de viento.

El viento las mece apenas,
el sol despierta su cuerpo
mientras su color recuerda
los gritos del pueblo muerto.

Flor de avispa o grosella,
sangre de Cristo y clavel,
mi rosa hibiscus espera,
la libertad del laurel.


ANY CARMONA

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué lindo Any! me sonó a canción. Muy ritmica. Bello amiga! Un abrazo. Belkys

Anónimo dijo...

Tiene la armónica simetría del romancero. Y esa sutileza en el decir "siempre a la izquierda"... "los gritos del pueblo muerto"... "la libertad del laurel"... Reclamos legítimos que se elevan poéticos. Sin necesidad de atrincherarse en otro sitio que no sea la palabra. Es una verdadera maravilla.

NORMA SEGADES

Anónimo dijo...

Precioso!!! Te felicito...Susana

Anónimo dijo...

Excelente obra donde se ve reflejado el mundo en que vivmos.Un abrazo...

G. Orellana

Anónimo dijo...

Precioso Any con doble mensaje me encanto!


MARY

Ana Carmona dijo...

GRACIAS QUERIDOS AMIGOS, LA ROSA CHINA SIGUE ESPERANDO...BESOS...ANY